Contratar un seguro de hogar en un alquiler ¿Si o no?

casa
¿Vives en una casa o piso de alquiler? Probablemente el propietario de la vivienda cuenta ya con un seguro de hogar y decimos probablemente porque, a no ser que la vivienda se encuentre hipotecada, hoy en día no es estrictamente obligatorio contratar una póliza, aunque sí es recomendable y vamos a explicarlo.

Imagina todas las cosas que pueden pasarle a tu vivienda: un robo, una inundación, un incendio, una explosión… Lo decimos por poner ejemplos, pero preferimos que nunca te encuentres en ninguna de estas situaciones. Pero por si acaso, lo mejor es estar cubierto y que el arrendador cuente ya con un seguro del hogar como los que ofrecemos en Grupo PACC.

Ahora bien, tú como inquilino ¿Deberías contratar un seguro de hogar en una correduría de seguros en Madrid? La respuesta es un rotundo: ¡Sí! Y dicho esto hay que distinguir entre algunos conceptos, ya que seguramente no entiendas por qué has de hacerlo.

Asegurar el continente

De manera lógica, si tu no eres el propietario de la vivienda no deberás asegurar el continente, esta parte se la dejamos al arrendador.

Llamamos continente, básicamente a la estructura y a los elementos fijos de la casa, como muros, puertas, suelos, techos. Pero también lo son las instalaciones de agua, electricidad o gas, es decir, todo lo que está permanente e inamovible.

Asegurar contenido

En este caso hablamos de los elementos que no son fijos: mobiliario, equipos electrónicos, ropa, electrodomésticos…

Es aquí donde una cosa es clara, si el propietario tiene amueblada la vivienda, deberá asegurar también el contenido y avisar a la aseguradora de que es otra persona la que ocupa la casa.

¿Qué pasa si nos roban, por ejemplo, el ordenador? Si no ha sido el inquilino el que ha asegurado sus bienes, la póliza contratada por su arrendador, no le cubrirá absolutamente nada.

Por lo tanto, sabiendo esto, es muy recomendable que tanto arrendador arrendatario cuenten con una póliza de seguros.

Contratar un seguro de hogar en un alquiler ¿Si o no?