Vivir de alquiler con mascotas ¿lo cubre el seguro?


Si vamos a cambiar de ciudad y tenemos mascota, lo más probable es que necesitemos alquilar un piso y llevárnosla a vivir con nosotros. Cuando firmemos el contrato de alquiler, debemos llegar a un acuerdo con nuestro casero sobre tenencia de mascotas en un piso alquilado. Si la respuesta es afirmativa y podemos vivir con nuestro compañero, lo más recomendable en estos casos es que nos hagamos un seguro que cubra a nuestra mascota para evitar cualquier tipo de problema, o bien que ampliemos el que ya tenemos suscrito.

Desperfectos en la vivienda causados por una mascota

En la actualidad, hay muchas compañías aseguradoras que aseguran a nuestras mascotas, tan sólo debemos mirar, analizar y comparar las coberturas de cada seguro, pero no será difícil asegurar a nuestra mascota para vivir con ella en un piso de alquiler.

Lo más probable es que si nuestro nuevo casero da el visto bueno a que vivamos con nuestra mascota en el piso que vamos a alquilar, nos exigirá que, aunque él tenga un seguro sobre la vivienda, nosotros debamos suscribir o ampliar el que ya tenemos, para hacernos cargo de posibles desperfectos en la vivienda causados por nuestra mascota, si los hubiera.

Como inquilinos, es muy aconsejable que contemos con un seguro de mascotas, puesto que hay animales domésticos que pueden causar desperfectos en las casas, y el casero no sólo se quedará con la fianza inicial que depositamos el alquiler, sino que nos podemos ver en un serio problema si nos lleva a juicio y nos exige responsabilidades por los desperfectos en la vivienda.

Los seguros para mascotas tienen muchas coberturas, y son nuestra mejor opción. En la mayoría de los casos, nuestra mascota disfrutará de asistencia sanitaria, y estaremos protegidos en el caso de que haya desperfectos y nuestro casero nos exija responsabilidad civil por los daños materiales en la vivienda.

Vivir de alquiler con mascotas ¿lo cubre el seguro?